Los estudiantes practican sus habilidades de ortografía con imanes.

Los estudiantes florecen en el salón de clases bilingüe de WDMCS

Lea este artículo en inglés | Read this article in English

Cuando Molly Bobbitt llega a su casa después de su día en kindergarten, le gusta ser la maestra en vez de la estudiante. Igual que muchos niños, ella establece su propio salón de clases y estudiantes imaginarios para enseñar – pero también toma prestadas bufandas de su mamá. “Ahora estoy en inglés”, ella dice, poniéndose una bufanda azul. Cuando se pone la bufanda roja dice, “Ahora estoy en español”.

El uso de rojo y azul ayuda a los estudiantes de kindergarten a distinguir entre los materiales y lecciones en inglés y español.

El uso de rojo y azul ayuda a los estudiantes de kindergarten a distinguir entre los materiales y lecciones en inglés y español.

Molly está imitando lo que ha visto en su propio salón de clases – la clase de inmersión de kindergarten en la primaria Western Hills.

Al igual que en el salón de clases imaginario de Molly, la clase de inmersión real comenzó el año usando bufandas y materiales de diferentes colores para darles señales visuales a los estudiantes sobre en cuál idioma deben desempeñarse en ese momento. Reba Abraham, la líder de currículo de Idiomas Mundiales de las Escuelas de la Comunidad de West Des Moines (WDMCS, por sus siglas en inglés) ayudó a planificar la estrategia y escogió rojo para el español, azul para el inglés y morado para el tiempo flexible.

“Necesitaban saber en qué idioma yo estaba enseñando y cuándo íbamos a cambiar”, dijo la maestra Rosa Bonilla. “No solo eran el español y la inmersión nuevos para ellos, sino que también eran nuevos al ‘mundo de kindergarten’ “.

Esta primera clase de kindergarten inicia el Programa de Inmersión en Dos Idiomas de WDMCS después de años de investigación y planificación. Cuando la oportunidad de organizar la clase estuvo disponible para las primarias de WDMCS, el director de Western Hills, George Panosh, recibió el programa con entusiasmo.

“En ese momento, lo que pensé fue: ‘Si esto hubiera estado disponible para mis hijos, me hubiera encantado tenerlo’ “, dijo Panosh. “Si estoy dispuesto a hacerlo por mis hijos, ¿por qué no estaría dispuesto a hacerlo por todos los niños aquí en Western Hills?”

La Sra. Bonilla dirige a los estudiantes en un juego. Bilingüe: habla dos idiomas con fluidez. Alfabetizada en dos idiomas: puede leer y escribir en dos idiomas.

La Sra. Bonilla dirige a los estudiantes en un juego. Bilingüe: habla dos idiomas con fluidez. Alfabetizada en dos idiomas: puede leer y escribir en dos idiomas.

Una vez que la escuela fue seleccionada, el programa necesitaba una maestra. Bonilla era la selección ideal: es bilingüe y alfabetizada en los dos idiomas, tiene experiencia enseñando español y el kindergarten en Western Hills, y fue maestra estudiante en un salón de clases de inmersión. Ese programa fue enseñado en español la mayor parte del tiempo, pero este programa utiliza un modelo de dos idiomas 50/50, en donde aproximadamente la mitad de los estudiantes son hablantes nativos de español y la mitad de las clases se enseñan en español.

“Es un modelo que está diseñado para estudiantes que están aprendiendo el idioma, así es que los ayuda a tener éxito”, dijo Abraham. “Hay investigaciones que muestran que cuando aprendes en tu idioma nativo, te ayuda a transferir esas habilidades a tu segundo idioma”.

Ahora, solo unos pocos meses después del comienzo del año escolar, los estudiantes ya no dependen tanto en los colores. Han aprendido su horario—matemáticas en español, ciencias en inglés, lectura y escritura en ambos idiomas—y se sienten más cómodos cambiando entre el español y el inglés. Saben con qué adultos pueden hablar en español, como con la ayudante del salón de clases Silvia Rodríguez, y qué adultos entienden mejor el inglés, como sus maestros de clases especiales y la maestra de inglés para hablantes de otros idiomas (ESOL).

Los estudiantes también pueden identificar cognados y entender frases y directivas simples.

Cognado: de la misma palabra de origen o raíz; relacionado; conectado.

Cognado: de la misma palabra de origen o raíz; relacionado; conectado.

“Ahora puedo dar instrucciones de pasos simples como, ‘Cierra la puerta’ “, dijo Bonilla. ” ‘Cierra la puerta. Siéntate. Apaga la luz’. Y solo o señalo con la mano y ellos saben lo que quiero. No tengo que traducir. No tengo que preguntar, ‘¿Qué estoy diciendo?’ Eso es impresionante”.

A medida que se desarrollan las habilidades de español e inglés de los estudiantes, también están creciendo en otras áreas. Panosh dijo que ese fue uno de los beneficios principales que notó cuando se enteró del programa y una de las razones por las que quería traerlo a Western Hills.

“Sabíamos que la investigación mostraba que ellos comenzarían a superar a sus compañeros en todas las áreas académicas”, él dijo. “Por un tiempo, sería un poco difícil—puede que tuvieran un año o más en el que estrían aprendiendo el idioma adicional y sus calificaciones de lectura no serían tan altas”. Pero eventualmente sus calificaciones de lectura crecerían, al igual que todo lo demás, debido a la forma en que sus mentes están siendo formadas por esto”.

Esta clase en particular ya ha comenzado a mostrar signos de ese tipo de crecimiento. Mientras que equilibrar los logros generalmente no sucede hasta el tercer o cuarto grado, Bonilla dijo que sus estudiantes están creciendo como niños de kindergarten típicos, incluso superando las expectativas. Durante la preparación para las conferencias de otoño, vio que a casi todos sus estudiantes les estaba yendo igual de bien en español y en inglés, no “perdiendo uno debido al otro”.

“Los padres con los que he hablado están encantados con lo que sus hijos traen a sus casas, cómo están respondiendo a la clase”, dijo Panosh. “Les encanta que sus hijos están entusiasmados con la escuela. Cuando entro al salón de clases, veo niños muy felices”.

Dos estudiantes en la clase de inmersión de kindergarten leen juntos.

Dos estudiantes en la clase de inmersión de kindergarten leen juntos.

Esos beneficios socioemocionales también se han manifestado de otras maneras. Los estudiantes han aprendido a apoyarse mutuamente y a pedir ayuda de los maestros cuando lo necesitan. Algunos estudiantes han encontrado una nueva pasión por la escuela o un aumento necesario en su autoconfianza.

“Una estudiante en particular que vi en la preescolar, era una persona tan tímida—ella se escondía si yo entraba al salón. Ella está floreciendo”, dijo Panosh. “A ella le encanta poder comunicarse en español, así es que realmente la ha ayudado a sentirse en su zona de confort”.

Más allá de los beneficios positivos inmediatos, se muestra que los programas de inmersión refuerzan el rendimiento académico y las opciones de carrera para los estudiantes más adelante en la vida. Con el interés de las familias actuales y potenciales, así como de los distritos y universidades del área, el programa de inmersión de WDMCS está demostrando ser un éxito entre los estudiantes, los padres y el personal.

“Es un gran beneficio para nuestros estudiantes, y a los niños les encanta”, dijo Abraham. “Es tan increíble ver el crecimiento de ellos”.

Aprenda más sobre el Programa de Inmersión de Doble Lengua en Español de WDMCS.

Inscriba a su niño(a) para kindergarten en WDMCS.